20 de marzo, 2019

[Explicación]: Entender las competencias del siglo XXI

Ante la profunda transformación que está experimentando la sociedad y nuestra forma de entender el mundo laboral, nuestra idea de la competencia, el rendimiento o incluso de la inteligencia tiene que evolucionar. Es lo que proclama Jérémy Lamri, que se ha dedicado a estudiar este tema y ha escrito sobre ello en su último libro «Les compétences du 21ème siècle» (Las competencias del siglo XXI).

¿Por qué debemos hablar de las competencias del siglo XXI?


🌍El mundo evoluciona más rápido que nunca

Las transformaciones sociales, económicas, políticas y tecnológicas de los últimos años han alterado nuestros marcos de referencia. La globalización, la economía colaborativa, la evolución medioambiental y el desarrollo de tecnologías algorítmicas son solo algunos ejemplos de los cambios que han supuesto un gran cambio para nuestra sociedad y el mundo laboral.

Algunos miran estos cambios  con desconfianza, con miedo a la uberización, la deshumanización del trabajo e incluso la falta de separación entre la vida personal y profesional. Sin embargo, otros se muestran bastante optimistas y anuncian nuevas formas de empleo y organización con las que la gente podrá desarrollarse en su día a día.

En ambas perspectivas surge la cuestión de las competencias necesarias para enfrentarse a este nuevo mundo.

🤹🏾 El concepto de «competencia» se diluye

Hasta los 70, el concepto de «competencia» siempre era equivalente de «cualificación». Ahora bien, todas las competencias no son técnicas y algunas (las famosas «habilidades interpersonales») pueden ser difíciles de evaluar. Además, una persona «cualificada» no tiene por qué ser competente sin las herramientas, la voluntad y la posibilidad de poner en marcha lo que sabe hacer.

" «Se trata de un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo: todas las reglas cambian y es difícil fijar estos conceptos de forma absoluta. El rendimiento y el resultado son conceptos muy importantes en dirección y también se deben evaluar».  "

Jérémy Lamri
🏢 Las propias empresas se replantean todo

Las empresas se replantean su razón de ser. Estamos en la era del «doble resultado final» en la que el impacto social de una empresa se convierte en un aspecto crucial y el desarrollo del capital humano adquiere una gran importancia. Más que empleados que estén «simplemente cualificados», las empresas buscan personas capaces de conseguir sus metas y de adaptarse constantemente a la vertiginosidad del cambio.

¿Cuáles son estas famosas competencias del siglo XXI?

Los modelos de las competencias del siglo XXI surgieron en Estados Unidos en la década de los 2000 y la OCDE los hizo propios en 2008. Estas competencias se pueden resumir en cuatro «C»: creatividad, cooperación, comunicación y espíritu crítico. En resumen, estas son sus definiciones según Jérémy Lamri:

🎨Creatividad
La originalidad, la inventiva y la capacidad de considerar el fracaso como una oportunidad de mejora.

🤝Cooperación

La conciencia de objetivos comunes y una motivación intrínseca hacia ellos.


💬Comunicación

La empatía, la adaptabilidad social y la capacidad de transmitir y recibir opiniones.


🤔Espíritu crítico
La capacidad de observación, de análisis y de síntesis de los elementos pertinentes.

Si comprendemos estas cuatro competencias, podremos combatir ciertos mitos que se suelen relacionar con el futuro:

Primer mito: Nos van a cambiar a todos por robots

En 2013, investigadores de la universidad de Oxford publicaron un estudio que demostraba que el 47 % de los puestos en EE. UU. corría el riesgo de ser automatizado de aquí a 2030. Pero en 2016, un estudio de OCDE indicaba un riesgo de desaparición para tan solo un 9 % de los puestos en todos los países de la OCDE. ¿Por qué esta diferencia? En realidad, lo que se automatiza son las tareas, no los puestos. Un puesto se compone de varias tareas, así que la evolución de estas es que poco a poco algunas se automaticen.

Segundo mito: No vamos a aprender nada más  

Es el leitmotiv de los baby-boomers: ¿la nueva generación de «nativos digitales» no va a aprender ningún dato, ningún poema, ningún hecho histórico? ¿Cómo trabajar la memoria en un mundo en el que la juventud tiene todo el conocimiento a tan solo un clic? Según Jérémy Lamri, es mejor trabajar la capacidad de percepción y cultivar la curiosidad que la memoria. Una persona curiosa retendrá aquello que le interese y al contrario, una persona sin memoria tendrá menos motivación. No obstante, es cierto que para muchos expertos el siglo XXI ha supuesto la vuelta de las humanidades: la filosofía, la historia o la literatura son materias que desarrollan la creatividad, el espíritu crítico y que nos abren al resto.

¿Qué papel tienen las empresas a la hora de guiar a las nuevas generaciones?

Las empresas pueden servir de guía en la transformación de la sociedad de varias formas:

Internamente, permitir la formación constante

De acuerdo con Philippe Burger socio de Deloitte Human Capital, la duración de una competencia (antes de unos treinta años) ahora se limita a 4,5 años o incluso a 2 años o 2 años y medio en algunos casos. De ahí la importancia de la agilidad de los empleados a la hora de aumentar constantemente sus competencias y de la voluntad de las empresas de actuar como guía en esta formación continuada.

De forma externa, ir más allá del mundo empresarial

Según Dominique Laurent, director de RR. HH. de Schneider Electric, si una empresa tiene que ser capaz de trabajar las competencias de forma interna, también debe ser capaz de posicionarse frente a sus candidatos.  Esto puede traducirse en varias formas, desde asesorar a universidades hasta reunirse con jóvenes u ofrecer formaciones abiertas y externas.

A la larga, participar en la trayectoria estudiantil

Las empresas pueden ayudar a las universidades a conocer las competencias que el estudiante va a necesitar en el mundo empresarial y así subsanar la famosa «falta de competencias».

" «Contamos a los jóvenes que el 85 % de los puestos de 2030 todavía no existen. Consideramos que los jóvenes deben prepararse para el futuro laboral y que la empresa tiene que ayudarles a ello. En nuestra opinión, es una tarea que deben acometer codo con codo estudiantes, empresas y universidades. Por eso, en JobTeaser hemos definido un recorrido con tres grandes etapas en las que guiaremos a los jóvenes: aprender a conocerse, descubrir los puestos y elegir su camino»."

Adrien Ledoux, CEO, JobTeaser

Para hacer frente con total confianza a este mundo en constante cambio y ayudar a las nuevas generaciones a que desarrollen las competencias necesarias, JobTeaser ha creado la plataforma con la que podremos tomar decisiones determinantes para la sociedad del mañana.

El 4 de diciembre, publicamos el libro de Jérémy junto con Lab RH y Deloitte.

Publicado por
Raquel Martínez
Compartir